Mucho he tardado en entrar en el maravilloso mundo de la Realidad Virtual, y os aseguro que ya nada será lo mismo y no pienso volver atrás.

Ahora que ya tengo todo montado y funcionando, os voy a contar como ha sido mi experiencia y de paso si puedo algún consejo de última hora.

Hay que aclarar que aunque se puede usar la Realidad Virtual para muchas cosas, mi intencion es para usarla en simuladores, sobre todo de vuelo, así que este documento está orientado a ello.

 

Introducción.

En un viaje que hice a Edimburgo (Escocia), mi mujer me regaló el adaptador Samsung Gear VR para acoplar un Smartphone Samsung y así poder probar y experimentar con la Realidad Virtual. En mi caso utilizaba un Samsung Galaxy S6 Edge Plus (que ya sólo lo utilizo como GPS para el coche).

He de decir que me gustó bastante, pero no lo usé demasiado. El problema era que la mayoría de las aplicaciones eran de pago (y no baratas precisamente). Las aplicaciones gratuítas eran casi siempre demos o versiones muy limitadas.

Lo que más usé era una aplicacion para ver películas simulando que estabas en un cine con una pantalla enorme. La sensación era muy buena, pero terminé dejando las "gafas" en un cajón durante bastante tiempo.

Al año siguiente, un buen amigo mío, David "Daga", (que es con quien me afiancé en el mundo de la simulación aérea), me invitó a su casa para probar las Oculus Rift. Ya me había avisado de que si las probaba, querría unas sí o sí, y allí fuí.

La experiencia que tuve al probar DCS World volando con diferentes cazas entre montañas, entre las nubes... fue alucinante. Puede que una de las mejores y más realistas experiencias de mi vida. No tenía palabras para expresar lo que allí estaba viendo y sintiendo.

Tenía un buen equipo en casa preparado para simuladores de vuelo principalmente, tres monitores, HOTAS, pedales, hardware para simular cabinas, Track IR y siempre he disfrutado del máximo realismo en mis vuelos, pero lo que sentí ese día no tenía comparación. La sensación de inmersión es casi absoluta, incluso sientes vértigos y mareos... sólo falta la inercia y el poder "tocar" lo que allí ves, es lo único que le falta a la Realidad Virtual.

Las Gafas de Realidad Virtual lo que principalmente te dan es sensación de profundidad, ves los objetos en 3D como los verías en la realidad, no simulando las tres dimensiones en tu monitor plano de sólo dos dimensiones. Aquí todo es en 3D y en 360 grados!!!